Recomendaciones sanitarias para el sudeste asiático

0
505

Si estas pensando en visitar Tailandia, o Indonesia o Vietnam, deberías tener en cuenta el tema sanitario. La salud en el Sudeste asiático es algo que debes valorar mucho de cara a un viaje por esos países. Las condiciones no serán las mismas que encuentres en regiones como Europa o Norteamérica, por eso las precauciones tampoco. Hoy queremos ofrecerte recomendaciones sanitarias para el sudeste asiático, basadas en nuestras propias experiencias y la de otros viajeros que conocemos.

Introducción

El sudeste asiático es una zona caracterizada por su desarrollo sanitario entre medio y bajo. Los países que lo componen son Myanmar, Tailandia, Malasia, Camboya, Singapur, Laos y Vietnam. También se puede incluir Indonesia, Brunei y Las Filipinas.

De estos, solo Singapur cuenta con un sistema sanitario similar a los que pueden encontrarse en Europa. En Bangkok y sólo allí se encuentran hospitales totalmente occidentales. De hecho, si en algún momento a alguien le sucede algo verdaderamente grave, lo mandará a la capital tailandesa. En el resto, las condiciones sanitarias son desde humildes a deficientes. Ni el agua potable será común ni la medicina tendrá los estándares europeos. A pesar de ello, si preparas bien tu viaje, eso no debería impedirte disfrutar de algunos de los países más bonitos del planeta.

¡A por la guía!

El agua

Beber agua de grifo, tan común en Europa, es algo prohibido en el sudeste asiático. El agua potable estará siempre embotellada. Ya sea en grandes garrafas de las que servirte o en botellas, no deberías beber nunca agua de grifo. Los hielos son otro de los problemas, si con caseros, también deberías evitarlos. Por ultimo, cuando uses agua para la comida, hiérvela siempre al usarla. Haciendo esto te evitaras problemas estomacales, sobre todo en los primeros días.

Recomendación sanitaria nº1: nunca bebas agua de grifo
Usa recipientes metálicos para preservar el agua potable

Una excelente opción es hacerte que con una Lifestraw.

La Lifestraw es una cantimplora con un filtro de diseño exclusivo que potabiliza cualquier agua que encuentres. Con este, podrás rellenar la botella sin importar el origen del agua. Por no hablar de la enorme reducción de consumo de plástico, que siempre es un punto positivo.

Los alimentos

Como ya dijimos antes, siempre que uses agua para cocinar, asegúrate de hervirla. Cuando comas en un puesto callejero, las condiciones sanitarias serán pésimas, asegúrate que todo los que consumes está cocinado. Por regla general todo estará frito y refrito, no te preocupes.

Come  alimentos mojados por agua solo cuando sean fruta , que tendrá piel. Sumergirte en la cocina local es maravilloso, pero debería ser gradual. El cuerpo tarda unos días es habituarse a los nuevos alimentos, tenlo en cuenta. Echale una mano al estomago y no te hartes de Pad Thai los tres primeros días.

Mucha de la comida que pruebes será picante, llevar protector de estomago los primeros días es una buena idea.

Insectos y demás fauna local

Nos habían dicho que en Tailandia nos encontraríamos mosquitos de tamaños inusitados… y tampoco nos pareció para tanto. Hay mucho insecto, por supuesto, pero los repelentes funcionan bien, y los países han avanzado mucho. En zonas montañosas o mas frías habrá menos insectos, pero en las islas y zonas de playa, ve concienciado. Las cucarachas y saltamontes, que nosotros odiamos, deben considerar los bungalows su segundo hogar. Si ves algún gecko, déjalo trabajar, es la mejor manera de evitar esos insectos.

Sobre los mosquitos, las posibilidades de que te transmitan alguna enfermedad (dengue o malaria) son bajas. Tendrías recibir muchas picaduras en zonas con aguas estancadas para correr verdadero riesgo. A pesar de eso, comprar un buen repelente te ahorrará picaduras. El bálsamo de tigre, que también se vende en cualquier parte te ayudará a aliviar las picaduras. A Horacio le encanta, a Mireia no tanto, la verdad.

Los perros también pueden transmitir la rabia si te muerden, pero es una posibilidad igualmente pequeña. La situación de esos animales es precaria, y rara vez serán agresivos, lo mas común es que sean miedosos. Para prevenir, puedes vacunarte antes de ir de viaje. Si no lo hiciste, tan pronto como recibas una mordedura, ve al hospital y ponte la vacuna.

Sobre otros animales, ya sea tigres, elefantes, caimanes, poco que temer. Dada la voracidad humana, solo te los encontrarás en lugares muy remotos o en situaciones controladas que supondrán mas pena que riesgo.

Sol y lluvias torrenciales

Las fotos que te encontrarás de esta parte del mundo serán paradisíacas, pero no siempre es así. El clima tropical es cambiante y las lluvias, por ejemplo, en según que regiones, pueden ser peligrosas.

Con la lluvia, revisa bien cada lugar que visites. El monzón puede ser una molestia o algo peor. Carreteras cortadas, pueblos incomunicados o desprendimientos de tierra son cosas que nadie quiere encontrarse.

En el extremo opuesto, el Sol también luce fuerte. Por su mayor cercanía al Ecuador que Europa, los días soleados son muy soleados. La protección solar, especialmente en zonas costeras y en personas de piel clara, es indispensable. Además de evitar quemaduras, evitarás que a la larga corras mayores riesgos de sufrir cáncer de piel.

Respecto a ella, elige una que sea respetuosa con el medio ambiente. Las que no lo son se encuentran entre los productos más dañinos para la vida marina. 

Recomendación sanitaria fundamental: usar casco
Motoristas por Vietnam

Tráfico

El sudeste asiático esta ahí para recorrerlo en moto.  Ten siempre mucho cuidado con el alquiler de vehículos, revisando que estén siempre en buen estado. Otra cosa importante es usar casco y cinturón, aunque los locales no lo hagan. Marca la diferencia si sufres un accidente.

Por último, no olvides obtener antes de viajar el carnet internacional. En España cuesta obtenerlo 12 euros en cualquier oficina de la DGT. Con él no tendrás problemas para conducir por estos países. El periodo de vigencia del mismo es de 12 meses. En zonas muy moteras, como el norte de Vietnam, cada día lo exigen más. Si te pillan sin él, la multa puede amargarte el viaje.

Información actualizada

Usa Google para no llevarte sorpresas desagradables al aterrizar en según que países. Tailandia, por ejemplo, sufre golpes de estado como España celebra elecciones. Vietnam y Laos son dictaduras comunistas. La corrupción es marca nacional camboyana…

Ir a repúblicas bananeras (dicho con todo el amor) tiene esos riesgos. Busca noticias recientes de tus futuros destinos, para saber si son riesgosos o no

Así mismo, en temas sanitarios, recurre a un par de paginas muy útiles. La primera es el CDC ( Centers of disease control). Esta en ingles, pero da información detallada de los riesgos de salud de cada país. La segunda es el ministerio de asuntos exteriores, en su sección “Recomendaciones de viaje” encontraras mucha información útil.

A pesar de que, como hemos dicho, la mayoría de los países son dictaduras, no te dejes amargar. La “libertad” que uno puede llegar a sentir es mayor que en Europa. Rara vez te juzgará nadie por dejar la moto en una acera, por ejemplo. Tampoco encontrarás problemas para llegar a un sitio y negociar quedarte por un mes. No tendrás que gestionar contratos ni demás papeleo. Esa “libertad” es lo que hace que mucha gente quiera quedarse a vivir allí para siempre.

Las vacunas

Haciendo bueno el dicho, mejor prevenir que curar, las vacunas son fundamentales al viajar. La única obligatoria es la de la fiebre amarilla, y sólo en ciertos casos. Si vienes de países en que hay fiebre amarilla, tendrás que vacunarte. Más concretamente si has estado en uno de ellos en los 3 meses previos al viaje. En Europa está erradicada, pero si has visitado antes Argentina o Brasil, por ejemplo, la necesitarás.

Aunque no sean obligatorias, hacerte un recuerdo de las vacunas contra la hepatitis A y B es recomendable. También contra el tétanos, aunque la vacuna de niño debería ser para toda la vida. La triple vírica y la encefalitis deberías tenerlas de niño sin necesidad de recuerdo.

Sobre la malaria, no tiene vacuna, pero si tratamiento profiláctico. ¿Vale la pena? Nuestra opinión, respaldada por un par de amigos médicos es que no compensa. Es un tratamiento caro, con efectos secundarios importantes y sin garantías completas. Dado que estos países han avanzado mucho en materia sanitaria, las posibilidades de coger malaria son pocas.

Por último, la vacuna contra la rabia también es recomendable, como dijimos anteriormente. Si decides no ponértela, al mínimo arañazo con un perro, gato o murciélago, ¡directo al hospital a ponértela!

El botiquín

Algo que debería ir en tu equipaje, sí o sí.

Un pequeno botiquin,  te echará una mano con los primeros auxilios. Puede parecer una tontería, pero sufrir un corte o necesitar una aspirina es algo muy común. Lo que no debe faltar en el botiquín son:

  • Termómetro
  • Pequeñas tijeras
  • Anntihistamínicos, antidiarréicos y biodramina (para los mareos).
  • Gasas, vendas y apósitos
  • Agua oxigenada, alcohol, algodón y esparadrapo.
  • Pomada para erupciones y picaduras más intensas.

Ropa y calzado

Prima el confort sobre la belleza, y acertarás. Camisetas de algodón y pantalones cómodos (evita el vaquero o la pana) son imprescindibles. Mejor si uno es corto y otro largo. Algún jersey por si refresca un poco (sobre todo en estaciones, aeropuertos y buses).

Para las chicas, un pareo es la prenda multiusos. Te cubrirá los hombros en los templos, te servirá para ir a la playa, etc. Un cortavientos o chubasquero, por si te pilla tormenta. Ropa interior a tu elección, nosotros creemos que 5 o 6 mudas son suficientes.

Zapatillas cómodas y trilladas, para caminar largas distancias. Unas chanclas, a ser posibles resistentes al agua, son fundamentales. Si te van las crocs, por ejemplo, estarás en el lugar perfecto para lucirlas. Algunos calcetines de tallo alto, para proteger los tobillos de picaduras. Llevar unas pesadas botas de trekkin sólo tiene sentido si vas a hacer mucho senderismo.

Todas las prendas, a ser posible de colores claros, ayudarán a soportar la calor más fácilmente.

Seguro médico

La sanidad universal y publica en el sudeste asiático son los reyes magos… no existe. Así que si no quieres pagar un dineral en gastos médicos si te tuerces el tobillo, contrata un seguro medico.

El dinero que cuesta compensa de sobras. Tendrás tranquilidad y atención asegurada en caso de accidente. Lo mejor es que no lo necesites durante todo el viaje y sea un dinero “perdido”, pero lo peor es que lo necesites y te haya sido sin él.

Apps

Y para cerrar este repaso a la salud mientras te vas de viaje, echemos una mano al móvil. Ademas de Mapas o Skype, también te puede ayudar con tu salud. La app “Manual de primeros auxilios” es una chulada bastante útil. Te permitirá recibir algunos consejos para exprimir al máximo el uso que puedes hacer del botiquín.

Universal doctor speaker está en ingles, pero nos parece genial. Para evitar problemas de comunicación con tu medico filipino, podrás escribir tus síntomas en ingles y la app los traducirá. Mas de un problema ha surgido por los malos entendidos, y esta app te los ahorrara en el hospital.

Y tú, ¿te tomas en serio la salud cuando vas de viaje o eres un aventurero?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here