Preguntas imprescindibles para tu entrevista Au Pair

0
340

¿Te apetece ser au pair? ¿Estás ya en el camino de serlo? En una detallada entrada te contamos todo lo que necesitas saber sobre ese mundo. Hoy queremos hablarte de las que creemos que son las preguntas imprescindibles para tu entrevista Au Pair. A por ellas:

¿Cuántas horas voy a trabajar?

No es cuestión baladí, de hecho, es fundamental. Hay que dejar claro desde el primer momento cuántas horas acordáis que trabajarás. Una vez acordado, debe reflejarlo completamente el contrato. No permitas que te digan entre 20 y 35 horas, es una horquilla demasiado grande. Debes tener en mente cuantas horas estás dispuesto a hacer, y concretarlo con la familia.

¿Cuál va a ser tu sueldo?

Uno no se hace Au Pair para llegar a millonario, lo sabemos. Sin embargo, es importante que quede claro en el contrato y en la entrevista cuanto te van a pagar. Acuerda el método de pago, sí por transferencia o en metálico, y la cantidad exacta.

¿Cuál va a ser tu tiempo libre?

Igual que tus horas de trabajo, tu tiempo libre son una cuestión fundamental. Normalmente deberías pedir tener 2 días libres a la semana. A ser posible que fuesen consecutivos, y al menos en una ocasión al mes, en fin de semana. Además debes delimitar tu tiempo libre una vez acabes tu jornada laboral.

¿Y hacer babysitting?

Por si no conoces el término, hacer babysitting es cuidar a los niños una vez estos están dormidos. En esas horas los padres normalmente salen y te quedas en casa de noche con ellos. Estas horas suelen pagarse fuera del sueldo, a la mitad de tu salario normal. Limita el número de horas a la semana que los padres pueden recurrir al sitting para que los padres no abusen de él.

¿Dónde voy a vivir?

Otra pregunta clave, y qué tiene dos vertientes. No sería la primera vez que la familia te dice que vive a las afueras de X ciudad y resulta demasiado optimista… Pide que te envíen la ubicación exacta de su casa antes de llegar. De este modo podrás chequear en Maps la ubicación real y saber si estás en mitad de la nada o no. A Mireia le dijeron que vivía cerca de Heidelberg, y resultó estar en un pueblo de 300 habitantes a hora y media de la ciudad. Que no te pase a ti.

¿Cómo va a ser mi habitación?

Otro tema importante es cuál va a ser tu habitación. Esta será tu santuario, el refugio de mayor privacidad del Au Pair. Pregunta como es, pide fotos y pregunta por su equipamiento. Si tendrás escritorio, ventana, calefacción, el tamaño de la cama… De verdad, vas a pasar muchas horas en ella, más te vale tener claro como es.

¿Y la comida?

El tema de la comida se suele pasar y es importante. Quizá te toque cocinar a los niños, y debes acordarlo con ellos. Además de eso, deberías preguntar por si las cenas y las comidas de los días libres los harás con ellos o no. Pregunta si tienes acceso al frigorífico con libertad, si puedes comprar cosas por tu cuenta y prepararlas… También, unido a eso, si hay algún supermercado cerca, porque todos tenemos algún capricho que nos gustará comprar.

Las vacaciones familiares y del Au Pair

En Alemania, por ejemplo, tienes un mes de vacaciones pagadas por cada año de Au Pair. Para Estados Unidos la cifra se reduce a una semana. Dependiendo del país y de la familia, tendrás más o menos. No dudes en acordarlo con ellos, para evitar malos entendidos. También será importante saber qué tendrás que hacer durante sus vacaciones. Quizá te pidan que los acompañes y trabajes. Puede ser que te inviten a ir con ellos, sin exigirte trabajar, sólo echar un ojo a los niños. Todo esto debe quedar claro desde el primer momento.

La gente se entiende hablando, y lo mejor de cara a las vacaciones es mantener una comunicación constante de los planes de la familia y tuyos.

¿Curso de idiomas?

Se supone que una de las aspiraciones del Au Pair es aprender idiomas. Es importante hacerle hueco en tu calendario (y al de la familia) para el curso de idiomas. Además de acordar si lo vais a pagar a medias, o ellos o tú, deberíais encajarlo en tus horas de trabajo. No dejes pasar la oportunidad de mencionarlo en la entrevista, porque ser Au Pair y no aprender idiomas es un sacrilegio.

Si vas a Alemania, te recomendamos echar un vistazo al post que escribimos sobre el curso de integración. Es una manera excelente de estudiar alemán durante tu estancia. Si además quieres perfeccionar el alemán por tu cuenta, también escribimos sobre un montón de recursos gratuitos para aprenderlo.

Si por el contrario te vas a un país angloparlante, también te vamos a echar un cable. Aquí tienes otro buen recopilatorio de recursos para darle a tope al inglés, ¡y todos gratis!

Tema transporte público y privado

¿Te va a dejar la familia una bici o un coche? ¿Va a pagarte un bono de transporte del sitio en que vas a vivir? No dudes en preguntarlo y a ser posible, incluirlo en el contrato. Te pones el ejemplo de Heidelberg. Un au Pair en Alemania gana por ley 260 euros al mes… y el bono de transporte cuesta 135 mensuales. Más vale que la familia te ofrezca el transporte, porque puede ser una ruina.

¿Podrás usar las zonas comunes?

Normalmente querrás estar en tu habitación, pero  está bien conocer cómo será la vida en las zonas comunes. Saber si podrás leer o trabajar en el salón, o disfrutar del jardín es importante. Pregunta a la familia que uso podrás hacer de ellas, para tenerlo claro antes de llegar.

¿Y si enferman los niños o yo?

Otro tema espinoso y que muchas veces se olvida. Normalmente un Au Pair suele tener su horario relacionado con el colegio al que vayan los niños. Si los niños enferman, ¿qué sucede? ¿Te tocará echar horas extras? ¿Los padres se quedarán en casa? Esta situación puede suceder en el transcurso de una estancia larga, así que coméntala.

Otro tema es si tú te pones enfermo, en ese caso dependiendo del país sueles tener unos derechos u otros. Es importante que lo dejéis bien claro en el contrato, para que puedas estar tranquilo.

¿Qué interesa a los niños?

Un Au Pair se dedica a echar una mano con los niños de una familia, así que ellos son muy importantes. Pregunta a la familia sobre ellos, sobre qué les gusta y que no. También sobre aquello que tienen permitido hacer y qué tienen prohibido. Trata de conocerlos bien antes de llegar, para encajar con más rapidez y facilidad. Si le caes bien a los niños porque juegas a fútbol o al ajedrez con ellos tendrás mucho ganado.

Estas preguntas, que habríamos querido saber antes de nuestra primera entrevista nos parecen fundamentales. Apúntalas para tu próxima entrevista, porque marcarán la diferencia entre una buena experiencia y una mala.

¿Se te ocurre alguna otra idea que preguntar?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.