Cosas que hacer y evitar mientras eres Au Pair

0
303

¿Te interesa marcharte de Au Pair? Ya te dejamos una guía en otro post, que te ayudará a empezar el proceso. Hoy queremos hablarte de las cosas que hacer y evitar mientras eres Au Pair. Puede parecer una tontería, pero hay algunos consejos y líneas rojas que te asegurarán el éxito en esa experiencia. No te entretenemos más, ¡allá van!

Cosas que hacer

❋ Conduce con cuidado

Cuando eres Au Pair tienes una gran responsabilidad sobre niños, y hay que ser consecuente con ella. Si te toca conducir, extrema las precauciones. Da igual lo manioso que se pongan los niños, tienen que llevar siempre el cinturón. Por supuesto, no corras al volante con ellos ni conduzcas imprudentemente. Igualmente, si por ejemplo los acompañas en bicicleta, da ejemplo. Nunca te saltes ninguna norma de tráfico, además del riesgo de accidente, es muy mala imagen.

❋ Mantén una comunicación fluida con la familia

La clave de la relación entre una familia y su Au Pair es el entendimiento, de verdad. Siempre que quieras hablar, trata de hacerlo. Aclara todas las dudas que te surjan, cuenta los problemas que tengas con los niños. Es imprescindible estar abierto a hablar para arreglar los problemas que vayan surgiendo.

¿No entiendes algo? ¿Has perdido información en el proceso de traducción? Pregunta y pregunta. Nunca contestes “ok” o afirmes que has entendido algo, sino ha sido así.

❋ Se ordenado y limpio

Además de mantener las zonas comunes ordenadas cuando te sea posible, cuida tu habitación. La habitación del Au Pair es muy importante, porque es su mayor zona de privacidad. Al mismo tiempo, da muy buena imagen que la familia vea que la cuidas. Ocúpate siempre que tengas un ratito de mantenerla limpia y en orden. La disfrutarás tú, y la familia lo valorará positivamente.

❋ Forma parte de la familia

Aunque al principio pueda que existe una barrera idiomática, trata de integrarte en la familia. Si organizan excursiones, comidas o juegos, ¡participa! Además de reducir la soledad que a veces pudieras sentir, probablemente te diviertas. Y lo mejor de todo, acabarás ganándote a los niños y a los padres.

Es peligroso sentirte aislado, porque se irá retroalimentando y sólo creará problemas. Encuentra tus gustos en común con la familia y poténcialos.

❋ Sé flexible y ten sentido común

Desde el momento en que firmes el contrato, todo debería estar claro, pero nada esta escrito en piedra. Sé flexible, ten capacidad de hacer favores a la familia cuando veas que lo necesitan. Escudarte en el contrato es el recurso para posibles abusos, no para otra cosa.

Aunque siendo joven es complicado, debes tener sentido común por encima de todo. Entiende cuando hay cosas por las que protestar y cuales no valen la pena. Reacciona de modo comedido ante las peticiones de la familia y las actitudes de los niños. La templanza, la flexibilidad y el sentido común garantizan el éxito.

Cosas que evitar

❋ Nunca pongas la mano encima a ningún niño

Esto es fundamental, básico e imprescindible. No se te ocurra pegar a ninguno de los niños que cuides bajo ningún concepto. Da igual lo que hayan hecho, da igual que lo hayas visto hacer a los padres, nunca los toques.

Ya no es una cuestión de que la familia te eche de casa, sino de problemas policiales. Un niño es un niño, no sirve de nada usar la violencia para tratar de enseñarles algo.

❋ Respeta la despensa

Vale, es un poco una tontería, pero hay que comentarlo. La familia probablemente hable contigo sobre las comidas, así que acláralo ahí. Intenta tener tus propios caprichos, te lo decimos por experiencia. Si en la despensa o en la nevera la familia guarda cosas como chocolate o dulces, no los cojas salvo que lo ofrezcan. Está feo, no vale la pena por lo que cuesta y sólo te va a llevar a crear resentimientos.

¿Han guardado sobras en la nevera? Pregunta antes de comertelas, quizá tenián planes para ellas. No arrases con las comida de la despensa, comparte.

❋ Ampárate en tu contrato de cara a abusos

Antes decíamos que hay que ser flexible y amable, y lo mantenemos. Una cosa distinta es defenderte de abusos. No te extrañe si vives una situación en que la familia te dijo que trabajarías 3 horas y la segunda semana te pide trabajar 6. En esos casos, si de verdad está estipulado en tu contrato que tienes que trabajar 3 horas, hazlo saber.

No permitas que la familia, si les das la mano, te cojan el brazo. Sólo irá a peor… Y aunque normalmente el contrato no tiene ningún valor legal, te sirve como respaldo de lo acordado. En caso de situaciones insostenibles, no dudes en acudir a la policía.

❋ Evita usar  el móvil mientras cuidas de los niños

Es tentador hacer caso con el rabillo del ojo a los chiquillos mientras miras Facebook, pero es mala idea. Además de posibles accidentes de los niños por no estar alerta, estarás dando muy mala imagen.

A los padres no les gustará verte más pendiente del móvil que de sus hijos mientras trabajas. No es profesional ni inteligente. Guarda el móvil para tu tiempo libre.

❋ Tampoco abuses de la tablet o la televisión

En el otro lado, no recurras a darle a un niño de 5 años la tablet a la primera rabieta. Los niños se enganchan muy rápido a ellas o a la televisión, y no es sano. Acuerda con los padres un máximo de horas diarias de televisión o cachivaches electrónicos y respétalo.

Busca alternativas más sanas: Llevalos a jugar al parque, inventa juegos o recurre a las manualidades.

❋ No consientas a los niños

Pues eso, no le des a los niños más de lo que merecen. Para consentirlos estarán sus padres, no te preocupes. Cuida el tema de golosinas, horarios y contestaciones. Debes ser el mejor amigo de los niños, su hermano mayor, y eso pasa también por ser respetado. Si consientes a los niños desde el principio, ellos se darán cuenta y se aprovecharán.

❋ No bebas alcohol antes de tratar con los niños

De verdad, es de cajón pero por si acaso lo recordamos. Pueden incluso denunciarte, pero es que además da por seguro que te echarán de la casa. Nadie prohibe al Au Pair tener vida social, faltaría más, pero hazla compatible. Beber antes de tener que cuidar a los niños es peligroso y estúpido, ahórratelo.

❋ Nunca mientas

Por último, y más importante, no mientas. Si no te encuentras feliz, dilo. ¿Te parece que hay cosas que mejorar? Coméntalo. Si estás muy contento, compártelo. No mientas, las mentiras acabarán siendo el final de tu experiencia, más pronto que tarde.

 

Tras este repaso a las líneas rojas y a las cosas positivas, no nos queda otra que desearte lo mejor. Irá genial si confías en tu sentido común y haces las cosas bien, de verdad.

Y tú, ¿tienes algún consejo que añadir?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.