5 claves para mudarse a Alemania

0
516

Por mucho que nos vendan brotes verdes, en España sigue siendo complicado labrarse un futuro. Encontrar un trabajo, llegar a poder tener una casa o incluso tener hijos son cosas difíciles de alcanzar.

Alemania tiene tantas o más oportunidades laborales que Reino Unido y el coste de la vida es menor. El “vente pa´ Alemania Pepe” sigue vigente, y aquí te vamos a contar como tener éxito:

Planear muy bien tus primeros pasos. 

Lo primera clave para tener  éxito en Alemania es planear muy bien los primeros pasos. Alemania no es país para improvisar, les gustan las normas, para bien y para mal. Hay muchísimo trabajo, todo negocio busca contratar gente, pero debes tener todos tus papeles en orden.

Información útil: el este de Alemania tiene más desempleo pero también es más barato. Si eres ingeniero, mecánico o informático, Baden Wuttenberg, Baviera y Renania del norte-Westfalia son tus estados.

El turismo se concentra en un puñado de ciudades (Hamburgo, Berlín, Heidelberg, Munich), en ellas la hostelería tiene mucha demanda.

La cuenca del Ruhr y el puerto de Hamburgo tiene mucho trabajo industrial, por ejemplo y muy bien pagado además.

Al contrario de lo que puede parecer normal, Berlín no es el mejor lugar al que mudarse. Sus alquileres son altos y su oferta de empleo menor que al sur del país.

2. Empieza a aprender alemán

El alemán, esa lengua rompemandíbulas es la única verdadera barrera que encontrarás al llegar al país. Por todo eso es clave aprender el idioma. En las profesiones técnicas (ingenierías e informáticas) puede que sólo te exijan inglés. Igualmente, aprender alemán en esas profesiones te permitirá optar a puestos de más responsabilidad.

Aunque la fama que tiene es de idioma complicado y feo, todo es ponerse y echarle paciencia, y aquí te dejamos herramientas para ello: Recursos gratuitos para aprender alemán

3. Entiende la cultura y la burocracia alemana

Si el idioma es importante, entender ciertas cosas de la cultura alemana es vital. La burocracia alemana es implacable, agotadora. Es casi imposible firmar un contrato de alquiler sin contrato de trabajo. Es casi imposible encontrar un trabajo sin tener tu CV traducido, tu certificado alemán de antecedentes penales y tu Anmeldung (el registro nada más llegar). Para cada gestión tendrás que vértelas con funcionarios alemanes y papeles difíciles de entender. Tener mucha paciencia y no tratar de saltarte reglas es el único camino. En España puedes engañar al estado y salir indemne, en Alemania no.

4. Intégrate

Es tentador rodearse de españoles, pero hacer amistades alemanas desde el primer día son todo ventajas. Practicarás alemán, encontrares lugares menos conocidos, te podrán ayudar con la burocracia…

Por lo tanto, conocer alemanes sólo te traerá cosas positivas, aprovéchalo.

Prueba a visitar una VHS (Casas de la cultura alemanas) y apúntate a algún curso. Hay para elegir: teatro, cocina, idiomas, mecánica…

 

5. Ten paciencia y persevera

Mudarse a un nuevo país no es un sprint, sino una carrera de fondo. Prepararlo bien es la mejor garantía de éxito.

Necesitarás una inversión económica significativa, tenlo en cuenta. Echa cuentas: primer alquiler, fianza (dos o tres alquileres), posibles muebles, vuelos… 

Además de eso, algunos de los papeles (convalidaciones, contrato de alquiler, certificado de penales, matriculación de un coche, etc) también cuestan un  dinero.

En conclusión, ir a Alemania sin unos ahorros, por pequeños que sean, puede ser una ruina. Ir con las ideas claras y los recursos necesarios es el primer paso para conseguir prosperar allí.

¿Vale el esfuerzo hacer todos estos planes y previsiones? Sin ninguna duda, Alemania es un país increíble para vivir, con precios bajos en los supermercados, muchísimo verde para disfrutar de la naturaleza, excelentes conexiones con España y un mercado que protegerá siempre al que haga las cosas bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here